La gran devoción a San Frío

El teléfono de Adrián Llaneras no para de sonar. «No tenemos ahora ese modelo», responde. Vuelve a sonar y contesta que «hasta dentro de dos semanas, mínimo, no podemos pasar a instalárselo. Lo siento». 

Ver noticia completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *